PIENSO, LUEGO ACTÚO

26 de junio de 2012 at 8:49 PM Deja un comentario

Cartas de emociones Siento, luego actúo

Una tarde soleada, la familia entera salió a pasear y aprovechando que andaban cerca del supermercado entraron a comprar. Una actividad que los padres necesitaban hacer en ese momento pero que al niño le resultaba aburrida y poco atractiva.

Mientras el padre miraba los productos que necesitaba, el niño de 5 años empezó a correr por los pasillos y a dar vueltas sin dejarles mirar con tranquilidad lo que necesitaban comprar.

La madre se detuvo, le miró a los ojos y le dijo. Hijo, ¿te das cuenta que el aburrimiento te hace hacer cosas que en un supermercado no se deben hacer? Sí quieres mientras mama y papa hacen la compra  te propongo que busques en el pasillo de los juguetes un dinosaurio. Esta actividad  motivó al niño y durante un buen rato estuvo jugando a buscar animales.

¿Por qué se comporta así?  Ir más allá de la conducta

En ocasiones, los padres tenemos que hacer cosas junto a nuestros hijos que no son de su gusto pero es necesario hacerlas. Ellos tienen que aprender a respetar ese tiempo y a comportarse como es debido, pero mientras esto sucede les tenemos que ayudar a identificar los sentimientos que les llevan a comportarse como lo hacen.

En el caso anterior, el aburrimiento le llevaba a comportarse de forma inadecuada pero sus padres en lugar de reprenderle por ello, entendieron lo que le pasaba y le ofrecieron alternativas para saber cómo entretenerse hasta terminar la compra.

Enseñar a identificar emociones

El niño tiene que aprender que sentir cólera, tristeza, envidia, alegría, enojo, frustración y otras emociones es normal y sano pero que lo que no debe permitir es que éstas emociones dirijan su vida y condicionen su pensamiento.

Para ayudar a los niños a identificar estas emociones y a desarrollar la consciencia sobre sí mismo, os invito a que elaboréis un juego de memoria, ideal para niños de 3 a 6 años con fotografías personales representando diez emociones: asombro, llanto, duda, festejo, rabia, alegría, amor, miedo, tristeza y enojo.

Podemos imprimir las fotos que saquemos del niño  y jugar a emparejarlas con las imágenes de los niños que os presento. El juego consiste en poner en un lado las fotos de nuestro hijo y en el otro las imágenes del niño con diferentes emociones y hacer parejas.

Es un juego divertido para realizar en familia y sobre todo para hablar de los sentimientos que tenemos y lo que éstos nos llevan a hacer.

Por Leticia Garcés Larrea, Licenciada en Pedagogía,

www.leticiapedagoga.es y www.escuelapadresmadresnavarra.com

Fuente: Edukame.com

Anuncios

Entry filed under: EDUCACIÓN EMOCIONAL, ESCUELA PARA PADRES. Tags: , .

JUEGOS Y JUGUETES PARA BEBES DE O A 3 MESES CUENTO PARA AYUDAR AL NIÑO A COMPRENDER LAS EMOCIONES DE LOS DEMÁS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


*En la escuela de padres y madres proponemos temáticas actuales de gran interés familiar y educativo.

*Creamos talleres específicos según la demanda de las familias.

*Los talleres son impartidos tanto en Asociaciones, Centros culturales, Centros de Educación Infantil, Escuelas y en los propios domicilios

Espacio Ludico Exploratorio

Escuela para Padres y Madres de la Lic.Leticia Garces

Entradas recientes

Visitanos en

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Recomendados