ESTIMULACIÓN TEMPRANA: QUINTO MES DE VIDA

18 de julio de 2012 at 10:11 PM Deja un comentario

La estimulación temprana tiene busca aprovechar la capacidad de aprendizaje y adaptabilidad del cerebro del bebé. A través de distintos ejercicios y juegos, su intención es proporcionar una serie de estímulos repetitivos, de manera que se potencien aquellas funciones cerebrales que a la larga resultan de mayor interés. No sólo se trata de reforzar aspectos intelectuales, sino que la estimulación temprana también contempla los aspectos físicos, sensoriales y sociales del desarrollo.

En cada una de las actividades aparecerán las siguientes siglas:
M – estimulación motriz.
L – lenguaje.
P – estimulación del área perceptiva (cognitiva o sensorial)
S – estimulación del área social

Actividades a realizar durante el quinto mes de vida:

1. Mientras se le alimenta:

Por muchas que sean las cosas que se tengan que hacer, se tendrán que reservar algunos minutos al día para dar de comer al niño. En este rato, es necesario tratar de estar tranquilo. Si se está nervioso, el bebé se dará cuenta y se pondrá nervioso también. Si se está enfadado, se le podrá dar alimento, pero no cariño. Eso no le hará bien. Aprovechar, pues, este ratito para:

(S) Sonreírle.
(L-S) Hablarle. Hacerlo con expresividad y claridad. El pequeño, aunque no entienda las palabras, aprenderá que hablamos distinto si estamos alegres, cansados, tristes,…
(P-L) Cantarle cualquier canción que le guste.
(P-S) Cuando se le limpie la cara o las manos, hacerlo con suavidad (a veces se le puede raspar o hacer daño con el babero o la servilleta)
(S) Si ha comido bien, premiárselo de alguna manera: con un beso, o simplemente con alegría, expresándolo mucho.

2. Mientras se lo cambia o baña:

(P-M) Hacer todo lo que sea posible para que el baño sea lo más agradable para el niño. Si se le sujeta con firmeza para que se sienta seguro, podrá en este tiempo aprender muchas cosas nuevas: si él se mueve, el agua se mueve; al moverse el agua, hace ruido; el agua está tibia, como la mamadera; da mucho gusto sentir caricias en la piel. Además, moverá y fortalecerá sus piernas y sus brazos y esto, a la larga, le preparará para cuando empiece a caminar.
(L) Nombrarle las partes del cuerpo que se van tocando al secarlo o vestirlo. Se toca la mano y se le dirá: “Ma-no”. Igual con el pie, la cabeza. No le confunda repitiéndole “mano” cuando se le lave la cara o poniéndole los pañales.

3. Ratos entre las comidas:

(P-M) Cuando se deje solo al niño, dejarle cerca de algunas cosas para que se entretenga. Los objetos no serán nunca de tamaño pequeño en exceso,  con partes que pudiera arrancar o con cuerdas largas que estén libres al menos por un extremo, por el peligro que eso entraña (ahogo por deglución o estrangulamiento). A esta edad le gustará tener uno o dos objetos amarrados a su cama, con un cordel corto, o trocitos de cintas de colores.
Entre estos objetos debería haber uno que el niño pueda ya morder, para ejercitar la masticación.
(P-M) Cambiarlo de lugar de vez en cuando. Para esto servirá tener un moisés o hamaquita. Se arreglará con un cojín o almohada (sin estar demasiado derecho, lo que podría lesionar sus huesos de la espalda). Lo importante es que esté seguro y cómodo. Es interesante que se le vaya a ver algunas veces.  En otros momentos, se le puede poner cerca de la ventana (asegurándose bien de que esté cerrada y no haya peligro de caídas o golpes contra el cristal). Si se le apoya bien la espalda, podrá aguantar una media hora semisentado, y así tendrá las manos libres para jugar.
(P-M-S-L) El padre, el hermanito o la abuela, por ejemplo, pueden tener un ratito para jugar con el niño.

4. Jugar a esconder las cosas, lentamente y ante su mirada:

Se puede empezar con algún juguete.  Si lo localiza o levanta lo que esté encima para alcanzarlo, se celebrará con alegría. Si no lo encuentra o no trata de buscarlo, dejar una parte del chupete asomada de manera que se vea un poco. Si sigue sin darse cuenta, mostrarle la parte que asoma.  Repetir con distintos objetos.
Jugar a esconderse con las personas que están delante del bebé, tapándose la cara o detrás de algo.
Jugar a tirar objetos delante del niño y buscarlos con su colaboración (gateando).
Jugar a mirarse en el espejo. Se le puede dejar entretenerse solo o ponerse al lado para que se reflejen las dos personas:  hablarle desde el espejo, mover la cara, las manos…

Fuente: facemama

Publicado en aprendiendoasermama-anita.blogspot.com.ar

Anuncios

Entry filed under: ESCUELA PARA PADRES, ESTIMULACIÓN TEMPRANA, JUEGOS Y JUGUETES. Tags: , , .

ESTIMULACIÓN TEMPRANA: CUARTO MES DE VIDA ESTIMULACIÓN TEMPRANA: SEXTO MES DE VIDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


*En la escuela de padres y madres proponemos temáticas actuales de gran interés familiar y educativo.

*Creamos talleres específicos según la demanda de las familias.

*Los talleres son impartidos tanto en Asociaciones, Centros culturales, Centros de Educación Infantil, Escuelas y en los propios domicilios

Espacio Ludico Exploratorio

Escuela para Padres y Madres de la Lic.Leticia Garces

Entradas recientes

Visitanos en

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Recomendados


A %d blogueros les gusta esto: