ESTIMULACIÓN TEMPRANA: SEXTO MES DE VIDA

20 de julio de 2012 at 12:00 AM Deja un comentario

La estimulación temprana es el conjunto de acciones que proporcionan al bebé experiencias necesarias desde el nacimiento para desarrollar al máximo su potencial, para así generar una relación dinámica con su medio y un aprendizaje efectivo. Esto a través de  ejercicios que le permitan fortalecer las capacidades emocionales, cognitivas, motoras y sociales del niño. 

En cada una de las actividades aparecerán las siguientes siglas:M – estimulación motriz.
L – lenguaje.
P – estimulación del área perceptiva (cognitiva o sensorial)
S – estimulación del área social
Actividades a realizar durante el sexto mes de vida:

1. Mientras se le alimenta:

El rato para la comida no es un rato para hacer gimnasia ni para jugar. Es bueno que el niño lo entienda así. Se le puede ayudar a saber que es “la hora de la comida”, cambiándole físicamente de lugar: dormir en la habitación, jugar en la salita, comer en el comedor o la cocina. Basta que sea una sillita que esté siempre en el mismo lugar, donde se le ponga su servilleta o babero y se le dé la comida. Él se irá acostumbrando a que éste no es un lugar para jugar, sino para comer. Esto no quiere decir que la madre y el hijo se tengan que aburrir. Se pueden hacer muchas cosas sin entorpecer la comida. Será muy importante, eso sí:

(S) Estar tranquilo para sonreír y hacerle mimos.
(L) Hablarle. Enseñarle los nombres de las cosas. Si los conoce ya, podemos centrarnos ahora en las personas que le interesen. Si llega su papá o un hermano o ser querido, repetirle: “Papá”, “Nana”, “Abuelo”, mostrándole a la persona que se esté nombrando.
(P-L) Se le puede pedir algún objeto (que no sea de cristal o peligroso) que esté cercano: “Dame”, “Dame el vaso”, “Dame el pan”. Al darle la orden, señalarle al niño lo que se quiere que haga: hacerle coger el pan, señalárselo, pasárselo a él.

2. Mientras se le muda o baña:

Los minutos antes del baño son los  ideales para que el niño haga un poco de gimnasia. Si no hace frío, quitarle la ropita y dejarle que juegue en libertad. El mejor lugar es la cama, pues si lo hace encima de una mesa, o en el cambiador, podría caerse. Su propio cuerpo es su mejor juguete. Patalear, cogerse los pies, mirarse las manos y los dedos,… Estos ejercicios son muy necesarios y le harán bien.

(P-M) Mientras esté de espaldas, se le podrá ayudar a: pedalear; estirar y encogerse las piernas; abrir y cruzar los brazos; sujetarse de los dedos de mamá, haciendo intentos de sentarse. Dejarle luego boca abajo, poniéndole algo vistoso delante de la cabeza, para que la levante y mueva los brazos para tomarlo. Dejarle un rato que mueva las manos y las piernas en esta posición.
(P-L) A esta edad se puede haber percibido más o menos cuál es la mano dominante (con la que toma mayor número de cosas, la primera que extiende para alcanzar algo, siempre que las dos las tenga desocupadas:
–  Si la mano derecha es aparentemente la dominante, cada vez que se le tome la mano o el pie derecho para introducírselo en la ropa, se dirá: “Dame la mano derecha” y “Dame el pie derecho”. Con la mano y el pie izquierdo, se dirá: “Dame la otra mano” y “Dame el otro pie”.
–  Si la mano izquierda es la dominante, se hará lo mismo pero nombrándole siempre la mano y el pie izquierdo: “Dame la mano izquierda” y “Dame el pie izquierdo”. La mano y pie derechos se ignorarán como tales: “Dame la otra mano” y “Dame el otro pie”.
De esta forma, se puede ir empezando a iniciarle en la lateralidad,  un concepto muy importante que necesitará más adelante, y que puede ir interiorizándolo así muy fácilmente y poco a poco.

3. Ratos entre las comidas:

Cuando esté despierto, dejarle semisentado en algún lugar para que pueda mirar a su alrededor y mover libremente los brazos. No es necesario que el niño esté siempre acompañado, como tampoco es bueno que esté todo el día solo, “abandonado” en la cuna o el parque.

(P-M) Dejarle cerca de distintos objetos con distintas formas y, si es posible, que hagan distintos ruidos: recipientes de plástico, cuchara de palo o plástico, botella de plástico transparente con cosas de color dentro o cascabeles, sonajeros,…
(P) Poner alguna música suave y alegre (las músicas lentas pueden darle tristeza).
(P-M-S) Sacarle a pasear en brazos un ratito, dentro y fuera de casa.
(P-M)  Hacer movimientos para que el niño imite: juntar-separar las manos, abrir-cerrar los dedos, hacer el gesto de “adiós”,… Cantarle canciones.
(L) Repetir los sonidos que el niño ya sepa decir.

Fuente: facemama

Publicado en aprendiendoasermama-anita.blogspot.com.ar

Anuncios

Entry filed under: 6 A 9 MESES, ESTIMULACIÓN TEMPRANA, JUEGOS Y JUGUETES. Tags: , , .

ESTIMULACIÓN TEMPRANA: QUINTO MES DE VIDA ESTIMULACIÓN TEMPRANA: BEBES DE SIETE MESES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


*En la escuela de padres y madres proponemos temáticas actuales de gran interés familiar y educativo.

*Creamos talleres específicos según la demanda de las familias.

*Los talleres son impartidos tanto en Asociaciones, Centros culturales, Centros de Educación Infantil, Escuelas y en los propios domicilios

Espacio Ludico Exploratorio

Escuela para Padres y Madres de la Lic.Leticia Garces

Entradas recientes

Visitanos en

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Recomendados