FAMILIA Y ESCUELA: Una Alianza para fortalecer a los alumnos

1 de marzo de 2013 at 10:27 PM Deja un comentario

Los padres y los profesores deberían ser socios activos en la tarea de educar. Sin embargo, los profesores tienden a quejarse que algunos padres delegan toda la responsabilidad en la escuela.

El siguiente artículo es el texto del  VÍDEO PARA PADRES presentado por el Centro Exil de Barcelona *

PARTE I

1. ¿Delegamos excesivamente en la escuela?

Los padres y los profesores deberían ser socios activos en la tarea de educar. Sin embargo, los profesores tienden a quejarse que algunos padres delegan toda la responsabilidad en la escuela. Por ello es necesario que los padres puedan demostrar cuánto y cómo les importa la educación de sus hijos, involucrándose en la tarea educativa. En este sentido, no bastan las declaraciones de principio. Es necesario que el interés por los hijos se refleje en actitudes concretas y que haya un esfuerzo por satisfacer las demandas que la escuela le hace a los padres, como por ejemplo la generación de hábitos de estudio, pedido de materiales y asistencia a reuniones. Mantenerse informado también es un requisito mínimo para que la sociedad entre padres y profesores funcione.

2. ¿Acompañamos a nuestros hijos?

Acompañar a los hijos es una tarea central de los padres. El colegio es un aspecto muy significativo en sus vidas por lo tanto la presencia cercana de los padres y la compañía que sean capaces de entregar, será un elemento decisivo para el buen desarrollo de sus hijos.

3. ¿Cómo apoyar a los hijos en lo académico?

Una instancia de apoyo al progreso académico de los hijos es la promoción de actividades que aporten al desarrollo intelectual, tales como la lectura, haciéndose socio de la biblioteca municipal más próxima, visitando los lugares de interés de la comuna, asistiendo juntos a eventos culturales. Asimismo, es importante estimular los talentos de los hijos, facilitando el acceso a actividades que los promuevan y valorando sus logros académicos.

También es necesario que los padres se preocupen de desarrollar los hábitos deestudio, como por ejemplo definir los horarios para estudiar y limitar el tiempo dedicado a la televisión y al computador.

En ocasiones esta función de apoyo es realizada por los abuelos. Los abuelos son, después de los padres, quienes más quieren a los niños y por diversas circunstancias, (como el trabajo o enfermedad de los padres), cooperan activamente en el cuidado y la educación de los niños.

4. ¿Por qué son tan significativos los vínculos entre padres y profesores?

Cuando se produce un vínculo afectivo positivo entre padres y profesores, se favorece un conocimiento mutuo más profundo, que genera lazos entre ambos, los que van a favorecer una comunicación más libre y auténtica.

Cuando se produce una vinculación de esta naturaleza, el compromiso de los profesores, en ayudar al crecimiento académico y personal del niño, es mayor.

5. ¿Cómo cuidar la relación entre padres y profesores?

Como todas las relaciones, aquellas que se establecen entre padres y profesores, es necesario cuidarlas, y los vínculos que se desarrollen entre ambos dependerá de las dos partes. Desde los padres es importante el reconocimiento de la autoridad y de la tarea del profesor, entender que su hijo es un alumno entre varios, y entender que el rol del profesor es muy demandante. Quizás lo más significativo para una buena convivencia entre padres y profesores es la confianza mutua, lo cual supone deponer actitudes ofensivas y defensivas, manteniendo una actitud abierta y honesta.

Cuando la relación que establecen los padres con los profesores es buena, el impacto sobre la interacción profesor-alumno será positivo. En contraste, cuando un conflicto es resuelto de manera agresiva entre padres y profesores, posiblemente habrá un impacto negativo en esta relación.

6. ¿Por qué es tan importante centrarse en lo positivo?

Toda relación humana, para que sea fortalecedora, hace necesario que las personas se centren y reconozcan en el otro lo positivo. La relación que establecen los padres con los profesores de sus hijos no es una excepción.

Una manera de mantener buenas relaciones con los profesores, es asumir una actitud de reconocimiento lo más explícita posible, de los esfuerzos y acciones que realizan los profesores. Todo lo que los padres hagan por reconocer los esfuerzos de los profesores para que los niños aprendan y progresen, será beneficioso para fortalecer los vínculos con el profesor. Es recomendable no ser tacaño a la hora de reconocer los méritos de las demás personas, sean ellas nuestros hijos, los profesores o nuestras amistades.

No se trata de fingir con respecto a este reconocimiento; (lo que se dice debe ser sentido, realmente por Ud.), pero SÍ se trata de ser lo más generoso y efusivo al expresarlo.

El reconocimiento es más efectivo cuanto más descriptivo es. Por ejemplo es más eficaz decir al profesor ¡qué buena y original es su forma de enseñar matemática, que decir simplemente, “A Juanita le está costando menos entender matemática”.

7. ¿Legitimamos a los profesores?

Es importante que el niño perciba que existe una alianza a favor de él y no en contra de él y sienta que sus padres y profesores se legitiman mutuamente.

Los padres debemos cuidarnos frente a los hijos, de no descalificar a los profesores, porque cuando se descalifica, no sólo se deslegitima a un profesor concreto, sino que se debilita el concepto de autoridad. Esto es especialmente grave en la adolescencia ya que en esta etapa el concepto de autoridad se ve habitualmente cuestionado.

PARTE II

1. Familia y escuela: ¿una relación triangular?

Si bien la mayor parte de los padres desearían tener una relación fluida y nutritiva con la escuela, no siempre resulta fácil lograrlo. Una de las razones que se piensa que podría estar a la base de las dificultades, es que no es una relación directa sino que se trata de una “relación triangular”. Esto quiere decir que cuando padres y profesores se encuentran, no es para acercarse entre ellos, sino que lo hacen para hablar acerca del niño. Uno de los factores que complica la interacción entre padres y profesores es que para cada uno de ellos el niño representa un tipo de relación diferente.

La incondicionalidad del afecto que los padres tienen hacia sus hijos hace que muchas veces les resulte difícil y doloroso aceptar y escuchar críticas acerca de éstos. Al recibir críticas, los padres se sienten cuestionados y les resulta difícil entender que para el profesor su hijo es uno de sus muchos alumnos, en cambio para los padres es único. Esto, que podría parecer una desventaja porque el vínculo afectivo del profesor hacia el niño sin duda es menos fuerte, podría tener un aspecto positivo, que es que la visón que aporta el profesor puede ser más objetiva. A veces, por miedo a mirar la realidad, los padres se ponen defensivamente una venda en los ojos y cierran los oídos a los mensajes que los profesores les quieren entregar.

2. ¿Ayuda buscar un culpable?

Una tendencia natural, especialmente cuando se esta angustiado por una dificultad de los hijos, es buscar al malo o al culpable; en este caso a algún profesor o profesora. Una actitud de esta naturaleza habitualmente tiende a aumentar el problema más que a encontrar soluciones, ya que provoca rabia y distancia entre padres y profesores.

Frente a los problemas, una mejor idea es hacer alianzas más que provocar confrontaciones. Una cosa es tratar de entender las causa de los problemas para ver si desde allí pueden surgir soluciones, y otra muy distinta, es tener una actitud de encontrar un culpable . Pocos mecanismos producen mas rabia, que el que nos hagan sentir culpables.

Las culpas quitan mucha energía y pocas veces dan ganas de cambiar. Señalar al profesor como culpable no ayudará a encontrar la solución al problema de su hijo, sino que dañará la relación entre usted y el profesor, lo que se transformará en un obstáculo importante en la comunicación. En estas situaciones se produce un bloqueo en la comunicación y el resultado es que cada parte tiende a mantenerse en forma intransigente en su posición frente a los problemas sin escuchar la argumentación del otro. La obstinación es una de las características que más daña las relaciones, y en este caso el resultado más dramático es que se pierde la perspectiva de que lo más importante es el niño y es él quien, finalmente, terminará pagando la cuenta.

3. ¿Nos informamos lo suficiente antes de actuar?

Cuando hay un problema, para poder solucionarlo bien, es necesario poder contar con toda la información que se requiere. Por ello, es necesario mantener un muy buen nivel de autocontrol y postergar lo que nos parece urgente decir, hasta saber lo que piensan realmente los profesores frente al problema. Muchas veces los niños en situaciones problemáticas, por temor, tienden a minimizar lo sucedido o a omitir parte de la información.

Escuchar a los profesores hará que se sientan valorados y disminuirá la tensión que existe generalmente en las situaciones conflictivas, a su vez generará en el profesor una actitud de apertura a las soluciones y a la información que nosotros como padres quisiéramos aportar.

4. ¿Cuándo pedir apoyo al colegio?

Cuando los niños enfrentan situaciones críticas en la escuela, muchas veces los padres nos ofuscamos, perdemos la esperanza y no buscamos ayuda. En estas situaciones, es necesario pedir al profesor orientaciones que permitan elaborar las situaciones difíciles de los hijos y buscar soluciones en forma conjunta. También es de gran utilidad contrastar aquellas alternativas de solución que se nos ocurren a nosotros, para generar los cambios deseados. Hay que comprender que toda crisis puede ser vivida como una oportunidad de crecimiento y de cambio y no vivirla como un callejón sin salida.

Frente a situaciones difíciles y después de haber conversado con los profesores, es muy importante transmitir a nuestros hijos una actitud activa de solución y esperanza, no asumir una actitud castigadora y evitar que el niño se sienta en el banquillo de los acusados. En muchas ocasiones la presencia del niño, cuando los padres y profesores están conversando, puede ser iluminadora y darle más fuerza a los acuerdos a los que se llegue.

5. ¿Cómo plantear los desacuerdos?

Por buena que sea la relación de los padres con el colegio, lo normal es que a veces se planteen algunos desacuerdos. Si usted tiene que plantear un desacuerdo a un profesor, tenga presente que el cómo se dicen las cosas es tan importante como lo que se dice.

Si quiere ser escuchado(a) cuide que su forma de entregar el mensaje sea respetuosa y ponga atención que lo que esta diciendo está siendo bien interpretado. De posibilidades de diálogo, de manera que el profesor o profesora, puedan decir lo que piensan de la situación.

6. ¿Cómo reaccionamos frente a la información negativa?

Cuando nos dan información de nuestros hijos que no nos gusta, esto produce generalmente frustración y en muchas ocasiones rabia con el niño. Muchos padres cuentan haber castigado violentamente a sus hijos después de una entrevista con el profesor, y luego haberse arrepentido. Cuando el niño es castigado por culpa de la escuela, su relación con la escuela se hace cada vez más difícil, porque ve al colegio como una fuente de castigo, que echa a perder la relación con sus padres y entonces el niño puede llegar a odiar al colegio, no solo porque le va mal sino porque daña su vida familiar. En este sentido, hay que evitar que el niño asocie escuela con castigo.

PARTE III

1. ¿Cómo evoluciona la participación de los padres en la escuela?

Cuando los niños son pequeños les gusta que sus padres asistan a la escuela. Se sienten orgullosos y les resulta muy tranquilizador sentir la presencia cercana de ellos. Por ejemplo, los niños agradecen cuando los pueden ir a dejar o buscar. Esta necesidad de sentir a sus padres cercanos a su colegio, va disminuyendo con la edad ya que los niños van queriendo más autonomía y especialmente si tienen dificultades, tratan de evitar el contacto entre la escuela y la familia.

No es raro que escondan libretas de comunicaciones y “olviden” avisar ciertas reuniones. Especialmente en la adolescencia, requieren de mayor distancia, pero igual es importante estar disponible a las llamadas de la escuela y a las peticiones del hijo. Sin embargo, en contraposición, a los padres les parece más necesario acercarse en la adolescencia porque los temas que surgen son más conflictivos, pero esta acercamiento será más difícil si no hay una historia previa de participación.

2. ¿Qué conductas de los padres facilitan una alianza con la escuela?

Cuando se les pide a los profesores que describan a los padres con los cuales trabajan bien, en equipo, destacan características tales como: que se comprometen con la educación de sus hijos, que son comprensivos y abiertos hacia los profesores , que no se limitan a confrontarlos y criticarlos, y que participan en las actividades de la escuela.

Mantener una buena relación con el colegio, supone de los padres una actitud cooperadora; esto no quiere decir que tengan que pasar metidos en el colegio, pero si supone que ambos padres asistan en lo posible, cada vez que son citados, ya sea a reuniones de apoderados o a entrevistas personales. A pesar que muchas veces los padres tienen problemas para asistir, es importante que envíen un mensaje o una explicación. En este sentido es fundamental que las ausencias de los padres sean percibidas por los profesores como causadas por obstáculos reales y no como falta de interés.

Sacar testimonios de niños que estaban más arriba y ponerlos acá, para que no queden todos juntos. ESTO YA ESTÁ HECHO

Otro aspecto importante a cuidar es la veracidad. Cuando los padres mienten y los profesores se sienten engañados, no sólo se está afectando la relación entre ambos, sino que se está legitimando frente a los hijos la mentira como una forma de salir de los problemas

3. ¿Qué efectos positivos tiene la participación de los padres?

La participación de los padres tiene importantes efectos positivos: por una parte mejora la relación con el profesor, porque es una señal fuerte que dice: “Estoy comprometido o me importa y valoro lo que sucede en la escuela”. Otro efecto de la participación de los padres tiene que ver con el nivel de información que adquieren, el conocimiento de la realidad concreta de lo que están haciendo sus hijos, las metas que se quieren lograr y cómo apoyarlas, facilitando así un lenguaje común con los profesores e hijos.

Una ventaja que no es menor, de una alianza temprana familia-escuela, es la relación de conocimiento y amistad que se va desarrollando con los papás de los compañeros de los hijos. Conocer a los compañeros y sus familias, además de producir un lazo de afecto que es importante y que puede significar un apoyo mutuo entre los niños, permite tener un conocimiento de quiénes son los amigos de nuestros hijos.

4. Cierre

El paso por la escuela es para cada niño diferente, pero sin duda para todos ellos su vida escolar constituye una larga y marcadora experiencia que tendrá una influencia decisiva en la construcción de su proyecto personal. Para algunos será una historia cargada de éxitos y buenos recuerdos, en tanto para otros será una experiencia difícil y dolorosa.

En este recorrido juegan una influencia decisiva la familia y la escuela; se puede decir entonces que la educación de un niño es un desafío conjunto para ambos sistemas.

Es importante entonces que el niño perciba el compromiso de sus padres con la tarea educativa y se sienta acompañado por ellos en sus experiencias escolares.

* El centro EXIL, asociación sin ánimo de lucro, es reconocido internacionalmente por su trabajo pionero en el acompañamiento médico-psico-social a inmigrantes víctimas de violación de Derechos Humanos y de tortura.

Anuncios

Entry filed under: FAMILIA Y ESCUELA. Tags: .

VINCULACIÓN DE LA FAMILIA CON LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS 9 IDEAS PARA QUE LOS PRIMEROS DÍAS EN LA ESCUELA SEAN MARAVILLOSOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


*En la escuela de padres y madres proponemos temáticas actuales de gran interés familiar y educativo.

*Creamos talleres específicos según la demanda de las familias.

*Los talleres son impartidos tanto en Asociaciones, Centros culturales, Centros de Educación Infantil, Escuelas y en los propios domicilios

Espacio Ludico Exploratorio

Escuela para Padres y Madres de la Lic.Leticia Garces

Entradas recientes

Visitanos en

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Recomendados


A %d blogueros les gusta esto: