CONTRA EL IMPERATIVO DE LOS HIJOS GENIOS

17 de febrero de 2014 at 5:01 PM Deja un comentario

Es nuestra tarea de padres que nuestros hijos alcancen el mejor desarrollo integral. Ellos maduran, cada uno a su ritmo, en las distintas áreas: habla, madurez intelectual, motriz y emocional, interacción social, motricidad fina, motricidad gruesa, coordinación…

1004859_551309414924803_599130485_n

Cuando los vemos destacarse en alguna de ellas, los padres corremos el riesgo de enamorarnos de esa habilidad e incentivar por demás su despliegue, sin darnos cuenta de que esto tiene consecuencias negativas ya que ocurre a costa de otras zonas que dejamos de incentivar y que, por lo tanto, se retrasan o se detienen.

Los más chiquitos, por su parte, necesitan y buscan confirmar su propio valor muchas veces por día y lo intentan haciendo aquellas cosas que les salen bien. Tratan de causar impacto en los padres, para confirmar, en el espejo que les ofrecen mamá o papá, que son unos genios, ya sea saltando dos escalones, contando hasta diez, haciendo un rompecabezas, haciendo un dibujo, una cuenta difícil, una pregunta filosófica.

Ahora bien, esto los deja atrapados en un gran círculo vicioso: ellos hacen lo que les sale bien y cada vez les sale mejor porque practican mucho, y al mismo tiempo no hacen lo que no les sale tan bien, pero entonces no mejoran y tienen menos ganas de intentarlo. Y los chicos no dicen tengo miedo de que no me salga, simplemente dicen no me interesa, no me gusta o no tengo ganas. Su enorme (y humana) capacidad de negación les permite verlo así, ¡y es menos doloroso! Tampoco tienen suficiente fortaleza interna ni claridad en sus objetivos como para, sin ayuda adulta, esforzarse, tolerar la frustración o seguir intentando a pesar de los fracasos.

Cuando, en cambio, los padres colaboramos con el pleno desarrollo de todas las capacidades de nuestros hijos, acompañando las zonas flojas, sin incentivar en exceso las fuertes, probablemente logremos que ellos sean relativamente hábiles para todo. Tal vez no se destaquen demasiado en ningún aspecto, o por lo menos lograremos que haya menos diferencia entre las áreas más desarrolladas (por su capacidad combinada con la estimulación personal o del entorno) y las que no lo están tanto.

No hablo de forzar u obligar a Juan (a quien le gusta dibujar y armar rompecabezas, por ejemplo) a que vaya afuera a patear la pelota solo, sino que sus padres se pregunten la razón por la que a Juan no le dan ganas de salir a patear. A lo mejor es porque no se destaca en eso, y en cambio se siente muy seguro adentro de casa. En ese caso, lo que necesita es acompañamiento y estímulo adulto para hacer aquellas actividades que le cuestan más, no cursos con profesores, sino padres que salgan con él y se diviertan juntos pateando en un ámbito seguro y no competitivo.

Del mismo modo, no sabemos si nos gusta nadar hasta que dominamos la natación lo suficiente como para disfrutarla, y los chicos que escapan a la lectura probablemente no tengan una lectura comprensiva suficientemente fluida.

Estos son sólo algunos ejemplos de lo que puede ocurrir en muchas áreas del desarrollo infantil. Como mínimo hasta los 9 o 10 años tenemos tiempo de ayudarlos a desplegar todas sus habilidades de modo que cuando digan ¡no me gusta! sea porque realmente es así y no porque temen no ser buenos para esa actividad y prefieren evitar el dolor de intentarlo.

No quiero engañarlos, con esta propuesta pagamos un precio: difícilmente tengamos un violinista eximio de 4 años o un gran tenista de 7. Pero en cambio le estaremos dando a nuestros hijos la oportunidad y el tiempo de descubrir sus verdaderos intereses y capacidades, sin que quede alguno de lado por miedo, inseguridad, o por el deseo o la necesidad de los adultos de tener un hijo genio..

Por Maritchu Seitún  | Para LA NACION

La autora es psicóloga y psicoterapeuta

Anuncios

Entry filed under: CONDUCTAS, ESCUELA PARA PADRES, FAMILIA Y ESCUELA. Tags: , , , .

“CUERDAS” Un cortometraje inclusivo VALORES: EDUCAR CON EL EJEMPLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


*En la escuela de padres y madres proponemos temáticas actuales de gran interés familiar y educativo.

*Creamos talleres específicos según la demanda de las familias.

*Los talleres son impartidos tanto en Asociaciones, Centros culturales, Centros de Educación Infantil, Escuelas y en los propios domicilios

Espacio Ludico Exploratorio

Escuela para Padres y Madres de la Lic.Leticia Garces

Entradas recientes

Visitanos en

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Recomendados


A %d blogueros les gusta esto: