MAMÁ, JUEGAS CONMIGO?…

16 de septiembre de 2015 at 5:26 AM Deja un comentario

Para intentar pasar el máximo tiempo posible jugando con nuestros hijos, es importante predisponernos a hacerlo y encontrar alguna actividad que compartir con ellos que también nos divierta a nosotros, ya que si no,  es probable que dejemos de jugar demasiado pronto con ellos. – 

Esta es la experiencia de una mamá, que comparte esu valioso aprendizaje,  en primera persona.

Estoy parada en el lavadero, moviendo una tanda de ropa del lavarropas al secarropas, esperando que la que está dentro termine y pueda doblar y planchar.
Mientras estoy sacando la ropa escucho unas pisaditas de mi chiquito de cinco años y su vocecita detrás de mí.

-“Mamá, jugás conmigo?”

Suspiro… Les juro que esta es la centésima vez que me pide que juguemos hoy. Cada vez que me doy vuelta este chico me pide que juguemos.

– Y sí le juego, jugamos todo el tiempo?? le digo. De hecho, acabo de pasar casi una hora ayudándolo a construir sus estaciones de policía y bomberos con los Lego y los autos que van con ellas.

Me tomé un recreo solo para lavar la ropa.
Pero mi hijo sólo está feliz cuando estoy cerca de él. Cada vez que me alejo para hacer algo que necesito o quiero hacer, me está llamando.

-“Mamá, mirá esto!”, “Mamá, ayudame!”, Mamá, qué estás haciendo?”, “Mamá, juegas conmigo?”

Lo admito, estoy frustrándome un poco!!

Ya intenté de todo. Lo incluyo en los quehaceres domésticos que estoy haciendo. Tomo recreos frecuentes para jugar con él, inclusive tenemos tiempo especial para jugar juntos.
Intenté enseñarle como jugar independientemente. Intentamos de todo, pero esta necesidad de atención, es parte de su personalidad, es quién es él…

Sé que mi hijo quiere mi atención, pero en este momento tengo que terminar de hacer las cosas.

– “No amor, no puedo jugar con vos ahora, tengo que terminar la ropa”. Le respondo
– “Pero vos NUNCA jugás conmigo!” Me responde

Siento una combinación de culpa y frustración que se apodera de mí. Quiero gritar “Qué querés decir con que nunca juego con vos? Juego todo el tiempo! Recién terminamos de armar los Legos!!! Sólo necesito hacer las cosas de la casa, no puedo jugar cada segundo!! Que puedo hacer???

En lugar de decirle todas estas cosas a mi hijo, me detengo a pensar… Y tengo una idea…

-“Está bien hijo, entiendo que querés jugar, pero tengo que terminar de hacer unas cosas primero. Qué te parece si ponemos una alarma para dentro de 20 minutos, y cuando suene, juego con vos?”

Felizmente me responde, -“Dale! Me parece bien!”

Pongo la alarma, termino de cargar más ropa y doblar la que está lista, inclusive plancho algunas cosas. Es increíble todo lo que se puede hacer sin que me persigan esas pisaditas.

Escucho que juega con su hermano mientras trabajo.

La alarma suena y en milisegundos lo tengo al lado mío. El chico es rápido.

Pasamos otro rato jugando con los legos y estamos los dos felices. El tiene el tiempo de juego que desea, y yo ya taché algo de mi lista de cosas por hacer. Los dos ganamos.

Desde aquél día, continuo usando la alarma y él está aprendiendo a esperar. Inclusive llegamos al punto en el que él me pide que ponga la alarma cuando ve que estoy ocupada,
Ha sido una gran herramienta, pero tengo unos trucos para hacer que funcione.

Detenete Cuando Suena la Alarma

Cuando uso la alarma tengo que realmente dejar de hacer lo que estaba haciendo y estar con mi hijo, incluso, si todavía no terminé.

Al hacer esto, le estoy mostrando que él me importa y que puedo mantener mis promesas.
Si ignoro la alarma o le pido más tiempo, se romperá la confianza, y no me creerá cuando le diga que terminaré.

Programá el Tiempo que Podés Jugar

Hay momentos en el día donde no tengo ganas de jugar.
Estoy cansada, o tengo mucho trabajo por hacer, y me es difícil conectarme con él porque estoy distraída.
En esos días uso la alarma de manera diferente.
Le aviso que solo tengo 30 minutos (o el tiempo que sea que puedo dedicarle) y que después tengo que ir a hacer las cosas de la casa, mi trabajo o lo que sea que haya que hacer. Después de terminar vuelvo a jugar con él.

Esto también funcionó maravillosamente.

Aprovechar el Tiempo de Juego

Durante los minutos que le prometo jugar tengo que darle a él y a su hermano el 100% de mi tiempo. No puedo estar con el teléfono, o haciendo otras cosas. Ese tiempo es tiempo de juego.
No es justo para ellos si les digo que estaré presente y lego no lo estoy.

Mi teléfono puede esperar, la ropa puede esperar, los platos pueden esperar.
Ahora es el momento de conectarme con mis hijos!

Fuente: Dirtandboogers.com

Para seguir leyendo:

  Cómo lograr ser una madre juguetona y obtener resultados

Anuncios

Entry filed under: CONDUCTAS, ESTIMULACIÓN TEMPRANA, FAMILIA. Tags: , , , , , .

BÚSQUEDA DE TESORO EN LA PLAYA BENEFICIOS DE PASAR TIEMPO DE CALIDAD CON TUS HIJOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


*En la escuela de padres y madres proponemos temáticas actuales de gran interés familiar y educativo.

*Creamos talleres específicos según la demanda de las familias.

*Los talleres son impartidos tanto en Asociaciones, Centros culturales, Centros de Educación Infantil, Escuelas y en los propios domicilios

Espacio Ludico Exploratorio

Escuela para Padres y Madres de la Lic.Leticia Garces

Entradas recientes

Visitanos en

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

Recomendados


A %d blogueros les gusta esto: